AUNQUE TE LO PIDAN, NUNCA HAGAS ESTOS 5 ACTOS ÍNTIMOS.

 

 

 

 

 

El amor es uno de los sentimientos más codiciados por las personas, porque esto no se puede comprar ni con todo el dinero del mundo, esa sensación de ser amado por alguien, que una persona esté dispuesta a hacer todo por tu vida, a amarte en cada segundo y pasar por cualquier situación, pero siempre juntos, es impagable.

 

 

Pero más allá de todo el amor que pueda sentir una persona por la otra, se debe saber que a veces hay límites que se deben respetar, debido a que tal vez estamos interfiriendo con la vida de otra persona, o podemos llegar a hacer que alguien se lastime. Por eso en el video te dejamos algunos consejos, ya que hay algunas cosas que un novio puede pedir y que por más amor que haya, no las deben hacer las mujeres, porque pueden resultar muy heridas o enfermas debido a esto.

 

 

 

La zona íntima femenina es muy delicada y por lo mismo, debes tener cuidado con los productos que usas y otras cosas que pudieran afectarla.

En este contexto, la revista de salud Health realizó un listado con al menos 5 cosas que deberías pensar muy bien antes de exponer a tu vagina, debido a riesgos como un posible trauma, infección, irritación, que puede llegar a ser grave.

Lo primero que debes recordar es que nadie es perfecto; sin embargo, es importante que busques la manera de estar preparada para no romper el encanto al momento de tener relaciones con tu pareja.

Aquí te damos diez consejos para evitar “errores” que podrían convertir ese momento especial en una verdadera tortura.

 

 

 

1. Exponerla a vaporizadores:
Hace un tiempo la actriz Gwyneth Paltrow promocionó un tratamiento de vapores vaginales en su página web, con los que prometía múltiples beneficios.

El procedimiento consistía básicamente en sentarse en una especie de inodoro pequeño que expelía vapores, que según la estrella “limpiaban” el útero, y equilibraban los niveles hormonales femeninos.

Sin embargo, los obstetras y ginecólogos no lo recomiendan. La conocida ginecóloga estadounidense Hilda Hutcherson, señaló que “probablemente (este método) se siente bien porque el calor aumenta el flujo de sangre a toda la zona vaginal, incluyendo el clítoris, lo que podría excitar a algunas mujeres. Sin embargo, si tienes demasiado cerca del vapor, el asunto podría terminar con quemaduras de segundo grado allí abajo”.

 

 

 

Además, indica la especialista Taraneh Shirazian, el propio vapor puede aumentar la humedad en la zona y sus regiones inferiores, haciéndola más susceptible al crecimiento de hongos y bacterias dañinas. Además, para quienes se lo preguntaban, no hay manera de que el vapor llegue realmente a tu útero para supuestamente limpiarlo, confirman las expertas.

2. Dejar que le llegue el sol:
Aunque suena un poco inverosímil, la actriz Shailene Woodley confesó en una oportunidad que le gustaba dar un poco de vitamina D (que se obtiene del sol) a su vagina. “Si se sienten agotadas, vayan al sol durante una hora y vean la cantidad de energía que se obtiene. O, si vives en un lugar que tiene inviernos duros, cuando el sol finalmente salga, separa las piernas y obtén un poco de sol (en tu zona íntima)”, decía la estrella de Divergente.

Shirazian explica que “tu vagina recibirá exactamente el mismo beneficio de la vitamina D, si consumes un suplemento de vitamina D, y no expones tus partes íntimas a un mayor riesgo de cáncer de piel como el melanoma”. Además, ¿imaginas lo doloroso que debe ser tener una quemadura sol en esa zona? Por esto y otras razones, es mejor que no sigas el consejo de la actriz y hagas caso a los médicos.

 

 

3. Ponerle comestibles pegajosos:
Aunque algunas mujeres han optado por poner algunos comestibles dulces y pegajosos -mermelada, crema endulzada, entre otros- en esa zona, con el objetivo de darle un poco de “sabor” a sus encuentros, los expertos no lo aconsejan.

“Como regla general, no debes insertar cualquier cosa comestible en la vagina que no se pueda quitar fácilmente” , comenta Hutcherson, quien agrega que si algún fragmento del producto se queda ahí “se puede alterar el equilibrio de las bacterias buenas y ácidos en la vagina, preparando el ambiente propicio para una infección”.

4. Duchas:
Las duchas vaginales, es decir, la aplicación de agua o productos específicos de limpieza para el interior de la vagina, es una mala idea.

 

 

“Las duchas vaginales alteran el equilibrio natural de la vagina”, dice Hutcherson. Además, los estudios han demostrado consistentemente una asociación entre frecuentes lavados vaginales y las infecciones vaginales tales como la vaginosis bacteriana, aparición de hongos, así como la enfermedad inflamatoria pélvica.

 

 

 

 

5. Ponerle piercings:
Aunque pueden ser seguros si se hacen con cuidado y correctamente, muchas veces ocasionan problemas.

Además de exponerte a infecciones graves si el recinto donde te pones el piercing no cumple medidas estrictas de higiene, Shirazian cuenta que pueden ocasionar accidentes durante el encuentro.

Si bien supuestamente se utilizan para aumentar el placer íntimo, pueden causar irritación y dolor durante la actividad, e incluso heridas que te significarán una visita al hospital. Ten cuidado.

Comparte Este Articulo

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *