al vez cuando empezamos una relación, tenemos una mezcla de sentimientos, inseguridades y expectativas. En otras palabras, somos una ensalada de emociones ambulantes, y eso nos puede llevar